Personas 

Las personas con autismo quieren, sienten y viven en “nuestro” mundo. Que yo sepa, sólo hay un mundo y decir que viven en otro, es pensar o dar por hecho que no sirven para nada o que no pueden aportar nada. Es directamente excluirlos. 

Quizás, es mejor darle oportunidades y dar por hecho que al igual que ellos hacen un esfuerzo enorme para entendernos, nosotros debemos hacer un mínimo esfuerzo por intentar (al menos intentar) saber qué quieren o necesitan y hacerles su paso por la vida un poco mejor…

Quizás, con echarlos a “su mundo” nos estamos quitando esa responsabilidad, quizás es que no queremos que vivan en “nuestro mundo” y así todo es más fácil.

Nos quitamos a los “autistas” a los “locos” a los “pobres” a los  “gays”, a los “ciegos”, a los “sordos” etc. En definitiva nos quitamos a aquellos que molesten un poquito, que den un mínimo problema para esta sociedad tan “perfecta”

Cuando las familias hablamos de lo que vivimos y lo que queremos, nos tachan de “obsesionados” de “cansinos” y de otras muchas cosas y yo me hago una pregunta todos los días: 

¿Qué quieren? ¿Que nos quedemos callados y quietecitos viendo la situación en la que vivimos? La situación que, por cierto, se nos obliga a vivir día tras día.

¿Qué harían los demás? ¿Qué harías tú que lo estás leyendo?

No es justo nacer y tener un “dictamen de  vida” de que no sirves para nada, no es justo crecer y encontrarse cada vez con más barreras y menos o ninguna oportunidad.

A mi no me gusta y nunca he visto bien echar la culpa a nadie, no soy quien, pero la sociedad, los colegios, los parques, los hospitales, la vida diaria de una persona con diversidad (por llamarlo de alguna manera) está llena de obstáculos y tenemos la culpa TODOS.

Sí, todos debemos unirnos para que mejoren esas vidas que un día nacieron como vosotros y que no tienen ninguna culpa de nada.

No queremos lástima y compasión, queremos igualdad, derechos, oportunidades, queremos que nos respeten y no nos rechacen por la supuesta etiqueta.

Así que seamos más humanos y tratemos a estas personas como PERSONAS. Seamos justos.

Muchas gracias.

Belén Jurado, mamá de Lucía y Marcos, dos PERSONAS…independientemente de que ella tiene autismo y él no.

(Muchos pensaréis que insisto mucho en lo de que “son personas” y yo os digo que sólo hay que ahondar un poquito y podréis ver la gran diferencia en la que se encuentran, sólo un poquito…)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s