El viaje soñado…

Hace unos días he vuelto de un viaje soñado hace mucho tiempo.
Iniciamos este viaje en León con el presentimiento, la convicción y la maleta llena de esperanza hacia algo distinto de lo que hasta ahora habíamos conocido rumbo a Málaga.

En muchas conversaciones y comentarios había manifestado el necesario encuentro entre familias y profesionales pues siempre ha habido demasiados congresos sólo para profesionales y demasiados encuentros sólo para familias.
Más de 100 personas de toda España nos reunimos desde el primer momento para hablar, escuchar, conversar, debatir, sentir… sobre educación.
Los plenarios y los talleres fueron un volcán de ideas, experiencias, propuestas de mejora del sistema…
Las familias nos dimos cuenta de lo importante que es unirnos, estar acompañados, compartir vivencias…
Los profesionales siempre atentos aportando lo mejor de sí ofreciéndose a buscar soluciones. Su actitud es digna de agradecer pues personalmente sé lo difícil que es luchar desde dentro del sistema aunque es imprescindible y para ello se necesita un plus de compromiso que no todo el mundo está dispuesto a pagar.
Estuvimos casi 12 horas ininterrumpidas pues en los descansos y la comida seguíamos hablando de educación.
Fue un encuentro transversal y muy necesario que seguro marcará un antes y un después y que será referencia para otras experiencias por venir.
En Málaga vimos el camino y la esperanza de que una educación inclusiva y de calidad entre todos es posible. Familias que casi habían arrojado la toalla se marcharon con energías renovadas para seguir luchando y resistiendo sabiendo que no están solas. Profesionales que hacía tiempo habían perdido la ilusión y la esperanza volvieron a casa con la ilusión de empezar el lunes como si fuese su primer día de clase.
Nosotros volvimos a León con un equipaje tan lleno que creo que llevábamos un remolque imaginario pues la Guardia Civil en un control sólo encontró ilusión y esperanza a la pregunta de dónde vienen y a donde van, de Málaga a León…
Fue un lujo compartir velada con tantos compañeros de inclusión y vida que pude conocer personalmente y abrazar de esa forma que sólo la lucha y la resistencia hace.
Gracias a todos los presentes y los que en la distancia también estuvieron.
Estoy convencido que esta fórmula de éxito tendrá más ocasiones por eso lo mejor está por llegar, seguimos…

Alejandro Calleja, padre de Rubén

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s