Cambio

Dicen en psicoterapia que introducir un pequeño cambio puede llagar a provocar un cambio mayor que suponga una auténtica transformación. Como lo diría mi amiga Fernanda Valdés: “efecto mariposa”

Cambiar no es fácil.

Quienes me conocéis, aunque sólo sea por aquí, sabéis que uno de mis “temas” es el cambio: cómo se produce, cómo propiciarlo…

Cambiar el sistema educativo es una tarea demasiado compleja y ambiciosa. Pero sí busco cambiar yo primero y, si es posible, contribuir a realizar un pequeño cambio en mi entorno.

Sí tengo un deseo: me gustaría que los niños y niñas no sufrieran en y la escuela y, por tanto, que tampoco sufrieran sus familias con ellos y ellas.

Cada inicio de curso se repite lo que ya parece ser de ritual entre determinadas familias.
Se repiten frases de ánimo unas a otras debido a la angustia y ansiedad que les provoca el inicio de curso.

Cuando tengo noticias de determinadas situaciones injustas, con el estómago encogido, también me veo en la tesitura de tener que desear suerte, fuerza, ánimos, etc. a demasiadas familias para afrontar el inicio de curso. Familias que se ven en la obligación de informarse, formarse, leer leyes, etc. para poder defender los DERECHOS de sus hijos e hijas, (más que defenderlos se trata de hacer que se cumplan, porque reconocidos ya están).
Para que se reconozca a sus hijos e hijas por lo que son y no por sus etiquetas y para que cambiemos las expectativas que tenemos hacia ellos y ellas. Para que cambiemos la mirada con la que miramos y vemos a tantas personas.

Familias que tienen que orientar en demasiadas ocasiones la intervención con sus hijos e hijas, y, en el mejor de los casos las escuchan, (que sigan sus recomendaciones ya es todo un logro). Familias que tienen que realizar reclamaciones en el colegio, ante los equipos de orientación, equipo docente, inspección, direcciones territoriales, etc.

Este esfuerzo y este dolor no tiene nombre. Bueno, sí que lo tiene y es injusticia, maltrato…

En este inicio de curso me vienen dos palabras que me gustaría desearos: ilusión y esperanza.

Son dos sentimientos que acompañan mi estado de ánimo en este inicio de curso. Espero poder ser capaz de transmitirlos y contagiarlos.
Tengo la esperanza de que será un curso diferente, de que es alcanzable lo que deseamos, que será un curso de cambios.

Os deseo ilusión y esperanza en este inicio de curso.

María José G Corell

Imagen: Nerina Canzi

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s